Presidente de Cuba denuncia que la arquitectura financiera actual lucra con las reservas del Sur

El presidente de Cuba, Miguel Diaz-Canel, insto hoy a transformar "profundamente la actual arquitectura financiera internacional" que "lucra con las reservas del Sur" y propaga "un sistema de dominacion que acreciente el subdesarrollo", y denuncio

Mundo 19 de septiembre de 2023 Agencia Télam
El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, instó hoy a transformar "profundamente la actual arquitectura financiera internacional" que "lucra con las reservas del Sur" y propaga "un sistema de dominación que acreciente el subdesarrollo", y denunció la "guerra económica despiadada" que, a su juicio, libra Estados Unidos, durante su contundente intervención en la Asamblea General de la ONU.
"Urge un nuevo y más justo contrato global", declaró Díaz-Canel, actual presidente del Grupo de los 77, que fue anfitrión el fin de semana pasado en La Habana de la reunión de los líderes del bloque que aglutina a 134 naciones del Sur Global.
"No estamos pidiendo limosnas ni rogando favores", enfatizó el mandatario cubano ante gobernantes y enviados de los 193 países de la Asamblea General.
"El G77 reclama derechos y continuará demandando una transformación profunda de la actual arquitectura financiera internacional, porque fue diseñada para lucrar con las reservas del Sur, perpetuar un sistema de dominación que acreciente el subdesarrollo y reproducir un modelo de colonialismo moderno", denunció.
El "panorama es desalentador", manifestó, al mencionar que a siete años del plazo fijado para el cumplimiento de la agenda 2030, "no se alcanzará ninguno de los 17 objetivos de desarrollo sustentable y más de la mitad de las 169 metas acordadas serán incumplidas".
"Los esfuerzos de los países en desarrollo no bastan para implementar la agenda 2030, tienen que estar respaldados con acciones concretas y cooperación Norte-Sur", exhortó el presidente, que agregó que casi 800 millones de personas padecen hambre y que más de 760 millones, dos terceras partes de ellas mujeres, no saben leer ni escribir.
"Necesitamos y demandamos instituciones financieras en las que nuestros países tengan real capacidad de decisión y acceso a la financiación, urge una recapitulación de los bancos multilaterales de desarrollo para mejorar radicalmente sus condiciones de préstamos y satisfacer las necesidades financieras del Sur", afirmó.
"Mientras los países más ricos incumplen su compromiso de destinar al menos el 0,7% de su PBI a la ayuda oficial al desarrollo, la mayoría de las naciones del G77 se ven concursadas a destinar más recursos al servicio de la deuda que a inversiones en salud o educación", remarcó el líder cubano, que llamó a los acreedores públicos multilaterales y privados a "refinanciar la deuda a través de garantías de créditos, intereses más bajos y plazos de vencimientos más extensos".
Díaz-Canel también denunció la "política de coerción económica y máxima presión que aplica el Gobierno de Estados Unidos contra Cuba" y que la isla "sufre un bloqueo económico asfixiante, concebido para deprimir sus ingresos y nivel de vida, padecer escasez continua de alimentos, medicinas y otros insumos básicos y coartar sus potencialidades de desarrollo".
"Las presiones para aislar y debilitar economías y estados soberanos hoy afecta también a Venezuela, Nicaragua y antes y después han sido preludio de invasiones y derrocamientos de Gobiernos en Medio Oriente", precisó y rechazó "las medidas coercitivas unilaterales impuestas a países como Zimbabue, Siria, República Popular Democrática de Corea e Irán, entre otros muchos países".
De cara a la Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático (COP28), que se desarrollará entre noviembre y diciembre en Emiratos Árabes Unidos, Díaz-Canel convocó en nombre del G77 a una cumbre de "líderes del Sur, para articular posiciones del grupo al más alto nivel en el contexto de las negociaciones climáticas".
Durante la COP28, de acuerdo con el mandatario, el G77 priorizará el ejercicio del balance global, la operacionalización del fondo para pérdidas y daños, la definición del marco para el objetivo de adaptación y el establecimiento de una nueva meta de financiamiento climático.
En esa línea, llamó a los países industrializados "depredadores voraces de recursos y del medio ambiente" a cumplir su compromiso bajo la convención marco de cambio climático y el Acuerdo de París, y denunció el incumplimiento de la meta de movilizar no menos de 100 millones de dólares al año como financiación climática. (Télam)
Te puede interesar
Populares

Suscríbete al Resumen de Noticias para recibir periódicamente las novedades en tu email