Entrevista GLP. José Luis Salomón: “Es un error que Milei pretenda gobernar solo”

El intendente de Saladillo consideró que el Presidente comete “una injusticia” al acusar de coimeros a los legisladores que se opusieron a la ley ómnibus. Y subrayó que el radicalismo tiene “voluntad de acompañar y de resolver la problemática del país”.

Videos - Entrevistas 19 de febrero de 2024 Sebastián Lalaurette Sebastián Lalaurette
Salomón: “En las ciudades chicas se hace un estudio minucioso de los candidatos”
José Luis Salomón, intendente de Saladillo.

–Intendente, en las últimas horas Tandil fue sede del primer encuentro del año del Foro de Intendentes Radicales. El jefe comunal de Rauch fue electo presidente del espacio. ¿Cómo se imagina que será el trabajo del Foro en medio de esta etapa económica y social tan compleja de la provincia y del país?

A mí me ha tocado trabajar junto con Maxi Suescun en los últimos tiempos. En los últimos cuatro años hemos trabajado junto con Miguel Fernández. Maxi un poco fue el que quedó a cargo del Foro después de que Miguel Fernández fue nombrado candidato del radicalismo a vicegobernador. Después, una vez que deja el mandato, la continuidad la tuvo Maxi Suescun y lo vi trabajar, la responsabilidad con la cual lo hace, el empeño que le pone, el compromiso con todos los municipios. Nosotros ahora somos 27 municipios radicales, que de alguna manera va a estar representando esta nueva comisión de intendentes. Va a estar Maxi como presidente, va a haber un vicepresidente primero, un vicepresidente segundo, un secretario y un tesorero. Van a ser cinco personas las que van a actuar en esta comisión compartida. Así que me parece que el trabajo va a ser intenso. Los momentos requieren y demandan una conducción colectiva fuerte, inquieta, que además esté atenta a todas las problemáticas que se van presentando, como la de salud, como la de seguridad, como la educación o la que corresponda en el momento que corresponda. Los intendentes somos, de alguna manera, la resonancia de los problemas inmediatos de la calle. Y en ese sentido tenemos que tratar de actuar de la forma más rápida posible. Y la verdad que en eso sí veo en Maxi una persona que se va a preocupar mucho por tratar de estar en el momento y con los temas preparados para abordarlos cuando sea necesario.

–Se han tratado temas puntuales relacionados con la salud pública, por ejemplo el aumento de los medicamentos, los inconvenientes con las prestaciones de IOMA. ¿Eso es, en general, una preocupación de los intendentes del radicalismo?

Sí. De los 27 intendentes, solamente dos no tenemos hospitales municipales; el resto tienen. En mi caso y el de Monte no lo tenemos, entonces no tenemos una problemática tan aguda como la que tienen el resto de los municipios. Hay municipios que conviven permanentemente con esa problemática de los precios de los medicamentos, de los contratos médicos, de los profesionales, un montón de cuestiones. Nosotros en Saladillo tenemos 10 CAPS y un CAPS móvil, pero es otro tipo de problemática distinta. Y hoy realmente el tema de medicamentos es un tema complejo, muy complejo. Y ni hablar del tema de las prestaciones de salud. También es otro tema complejo. El vínculo con el IOMA... Hay un montón de cuestiones que habitualmente hacen que el Foro esté preocupado por estos temas, que son temas diarios de los intendentes en el manejo de la salud pública a cargo de los municipios.

_construcción 2Subieron los precios mayoristas y el costo de la construcción

–Lo llevo ahora al ámbito nacional. Me gustaría conocer su visión con respecto a cómo analiza el rol de la UCR en el Parlamento, teniendo en cuenta que en las últimas horas se ha generado un tire y afloje con el Presidente cuando trató a varios diputados en el espacio de coimeros, luego de que no saliera la ley ómnibus. ¿Cómo le cae a usted que el máximo jefe del Estado hable así de los radicales?

A mí me cae mal todo lo que se generalice. Cuando uno generaliza, creo que está cometiendo una injusticia. Y eso siempre me cae mal, no solamente porque lo pueda decir el Presidente o quien lo diga. No se puede decir “Toda la policía es corrupta”, “Todos los políticos son...”, porque la verdad que me parece que eso es cometer una injusticia.

Puede haber gente, sí, por supuesto, puede haber políticos que no dignifican el trabajo o el puesto desde el punto de vista de la responsabilidad que les otorgó el pueblo. Sí, por supuesto que hay, puede haber. Pero no se puede generalizar todo, porque me parece que ahí cometemos una injusticia tremenda.

Y pretender gobernar solo, creer que solo se pueden concretar las cosas, me parece que también es un error. Me parece que el trabajo que se venía haciendo desde el momento uno de la asunción del Presidente, de tratar de ver cómo ampliar la base de sustentación de un mandato presidencial de una persona que tuvo un número importante de apoyo pero que en lo legislativo carece de esa dimensión para poder gobernar con la fortaleza que necesita, era un buen trabajo. Ahora, evidentemente eso necesita un acompañamiento de ambas partes, de un lado y del otro. Si eso no se da, es muy difícil, una convivencia compleja.

El radicalismo está en una situación difícil para mí, en el sentido de que ni de un lado ni del otro lo consideran con una trascendencia importante dentro del esquema de lo que hoy se maneja políticamente. Me parece que hay un sector de la política que respalda a La Libertad Avanza (LLA) y que de alguna manera se ha asociado o adhiere o acompaña; hay otro sector que está en una vereda absolutamente enfrente, y nosotros no estamos ni de un lado ni del otro, estamos en el medio. Entonces la verdad que el momento que vive el radicalismo es bastante complejo desde el punto de vista político. Pero, bueno, creo que es cuestión de tiempo. Me parece que esto recién empieza. Son dos meses de gestión de un Presidente que anunció de antemano lo que iba a hacer, que es duro, que es complejo, que es difícil, pero, vuelvo a repetirte, no comparto ninguna expresión que generalice, que imponga alguna cuestión vinculada con actitudes extremadamente duras, que suenen como posibles amenazas. Me parece que no tiene sentido. Porque yo creo que hay voluntad de acompañar y de resolver la problemática del país. Siempre hay más gente que quiere hacerlo que aquellos que se oponen. Me parece que siempre es mayoritaria la gente que pretende que las cosas salgan bien.

En lo personal, uno puede estar o no de acuerdo con lo que pueda pensar el presidente actual. Ahora, lo que yo pienso en la intimidad es que ojalá le vaya bien, porque si le va mal a poco tiempo de comenzar, la verdad que el camino va a ser difícil para todos; no para el Presidente, para todos. Lo mismo pasa con el gobierno de la provincia.

–Ahora, intendente, Juntos por el Cambio (JxC), tal como se lo conoció hasta hace algunos meses, ¿está roto?

Y... la verdad que muy sano que digamos no está. No sé si está roto, pero sano no está, eso está claro. Me parece que está en una situación de crisis, no cabe la menor duda, porque evidentemente hay dos posturas bastante disímiles en este tema. Una cosa era gobernar, como veníamos haciéndolo en algún momento, más allá de quién manejaba la locomotora y en qué vagón te ubicabas, y otra cosa es estar fuera del tren. Está claro que nosotros arriba del tren no estamos. Estamos tratando de mejorar las vías para que el tren pueda transitar. Pero si ni siquiera te dejan mejorar las vías, evidentemente estamos complicados.

Pero bueno, se verá. Creo que esto recién comenzó, hay mucho camino por recorrer, y creo que el sistema presidencialista que tiene la Argentina y la situación federal, el manejo de las provincias, necesitan un trabajo coordinado y ponerse de acuerdo y un montón de cuestiones que, evidentemente, sólo el tiempo podrá amalgamar.

Te puede interesar
Populares

Suscríbete al Resumen de Noticias para recibir periódicamente las novedades en tu email