Entrevista GLP. Román Bouvier: “No me resigno a un Estado sin obra pública”

El intendente de Rojas dialogó con GRUPOLAPROVINCIA.COM sobre la situación que atraviesan el país en general y los municipios en particular, y contó que está empezando a aplicar un sistema de consorcios con los vecinos para que se puedan concretar obras de infraestructura.

Videos - Entrevistas 06 de marzo de 2024 Mario Yemes Mario Yemes

–Hablando de “Estado sí”, “Estado no”, “Estado eficiente”, ¿qué conclusión hace con respecto a esa postura?

“Estado sí”. Y lo estoy haciendo en cada día de la gestión. Ayer anunciamos un hecho histórico para la ciudad, en conjunto con el Rotary Club y las instituciones que se sumaron, que es un tomógrafo en el hospital. El Estado no puede estar ausente, y en nuestro caso el Estado municipal, en la salud pública.

–¿Imaginaba un privado ahí?

No, nunca. Se han ofrecido y lo hemos pensado, pero el objetivo desde el día que asumí en la gestión de manera interina, y después me tocó asumir de manera definitiva, era poder contar con un tomógrafo. Nos agarró la tormenta, lo dije en la conferencia de prensa: arrancamos el sueño del tomógrafo con un dólar a $ 180 y lo estamos comprando, o lo compramos ayer con un dólar a 800 y pico, pero el objetivo era un tomógrafo en el hospital municipal. La salud pública tiene que ser una bandera para nosotros; de hecho lo es. Y al finalizar el año, entre la sala de tomografía, lo que aportamos para el tomógrafo y todas las obras que tenemos proyectadas para lograr la habilitación del hospital, que no está habilitado (el hospital tiene más de cien años y lamentablemente no está habilitado), vamos a invertir 500 millones de pesos en el hospital.

Teresa, maestra de MileiLa advertencia a Milei de su maestra: "Soy jubilada y muy bien no estoy, espero que no apriete tanto”

Eso es un Estado presente. En la salud, en la obra pública. No me resigno a un Estado sin obra pública. Por eso estamos tratando de diseñar un esquema de consorcios entre los vecinos y el Estado. Estamos comprando hormigón cuando nos sobra algún manguito. Es un contexto difícil.

–¿Cómo es esto del consorcio?

Consorcio es asociarnos, el Estado municipal con materiales (en este caso con hormigón) y los vecinos con el pago de la mano de obra, y poder ejecutar el cordón cuneta.

–¿Cómo está avanzando eso?

Está avanzando muy bien. El año pasado hicimos con la gente de Barrio España seis cuadras. Hicimos una experiencia similar, si bien no está proyectada dentro de una ordenanza, que es lo que vamos a hacer ahora, en La Loma, con unas cuadras de extensión de la red de gas: los vecinos aportaron una parte, nosotros aportamos la otra, y se pudo concretar. Y es lo que tenemos que facilitar: el Estado socio con los vecinos. Nosotros planteamos un Estado municipal en sociedad con los vecinos, con las instituciones intermedias, con las empresas de Rojas, y en ese sentido estamos trabajando.

–¿Qué tan de moda está la palabra afuera? Afuera Télam, afuera el Inadi... Me imagino que al intendente le quedaría muy cómodo decir “Afuera el hospital municipal”. Sería sacarse una mochila muy rápidamente y que la agarre, por ejemplo, Nación o Provincia, ¿no?

Exactamente. Hay muchos municipios que pasaron los hospitales a la Provincia. El año pasado me llamaron de una revista de La Plata y me preguntaban: “¿Seguís con la idea de sostener desde el municipio el hospital municipal?” “Por supuesto.” Hoy estamos invirtiendo el 40% del presupuesto municipal en el hospital. En el sistema de salud, no en el hospital, porque es mucho más amplio que el hospital.

Román Bouvier.

–Mientras muchos, en vez de pensar en darle eficacia a la gestión de lo público, se desprenden, veo todo lo contrario. ¿Por qué?

Somos una comunidad de casi 26.000 habitantes. La gente viene acá a demandar salud. Al despacho, a la Municipalidad. Y tenemos un hospital municipal que, con sus pocas falencias, es un ejemplo. Por eso vamos por más servicios, por más atenciones.

Nuestros vecinos se tienen que ir a Pergamino o a Junín a atenderse por casos de alta complejidad o de menor complejidad. Pagar el viaje, pagar un bono arriba de las obras sociales si es que las tienen, o pagar millones una operación o un estudio. Este Estado municipal, el de Rojas, está apuntalando la salud pública. Y lo vamos a seguir haciendo. Para el radicalismo de Rojas, para este intendente, es una bandera, y estamos metiendo todos los recursos en el hospital y en los CAPS de los barrios y las localidades, para que siga siendo la bandera que fue en el 80 y pico, cuando se pasaron a la Provincia la gran mayoría de los hospitales. Rojas hace casi cuarenta años que sostiene el hospital municipal, y hoy la decisión está más firme que nunca.

–Quiero preguntarle por las tasas municipales. Porque estamos en un contexto macroeconómico en donde todo aumenta (ni hablar de los medicamentos e insumos del hospital, del cual recién hablábamos), pero a veces las tasas no acompañan el ritmo inflacionario, y eso se convierte en una especie de boomerang que trae de regreso los reclamos de la gente por la prestación de los servicios. ¿Cómo están trabajando?

Los principales insumos del municipio son combustible y medicamentos, las cosas que más subieron. Pero bueno, aumentamos las tasas el 82% en el presupuesto que se aprobó hacia fin de año. Y ahora el 40% más.

–¿No es poco eso?

Sí, quedamos muy por detrás de la inflación. Hay municipios, y estoy en chat con intendentes propios y de otros partidos, que aumentaron del 200% para arriba, con actualización por inflación.

–Pero la realidad es que el resto de los productos aumentan más.

Tremendo. Hay insumos específicos del hospital que aumentaron el 2500%. Los medicamentos, 200 como mínimo: 200, 500%; es tremendo. Hoy estamos gastando más de 100 millones de pesos por mes de medicamentos sólo en el hospital. Una persona en terapia te sale fortuna, la sala de neonatología te sale fortuna. Y atendemos a toda la región sin costo, porque muchos hospitales regionales no tienen neonatología; entonces vienen desde Carmen de Areco, Salto, San Pedro, Arrecifes, y los recepcionamos. Pero las tasas, como vos decías, no acompañan a la inflación.

También es una decisión política tratar de ajustar algunas cosas y tampoco matar al vecino con los aumentos de las tasas. Es un momento de mucho desequilibrio en los precios, en la realidad. Vamos transitando en medio de la tormenta. Esperemos llegar a buen puerto en algún momento, pero es un contexto complicado. Estamos parados sobre los números. Es un día a día. Estamos parados sobre las compras. Tanto Compras como Hacienda están monitoreando semana a semana las compras del municipio, los egresos, los ingresos. Este mes nos bajó un poco la coparticipación, entonces nos prendió algunas luces de alarma. Hay que controlar el gasto, hay que ver qué pasa. Vamos a hacer cortes trimestrales de la evolución del gasto.

–No quiero dejar atrás la palabra coparticipación, que recién acabas de mencionar, escuchándolo con atención. Es un momento importante y clave de la Argentina. Se está hablando incluso de unitarios y federales.

Tremendo.

–Es increíble: Milei invitando a un pacto refundacional, cuando ya existe una Constitución Nacional. En todo caso, hablamos lo mismo cuando se quieren hacer leyes nuevas y aparece el comentario: “Leyes hay, lo que hay que hacer es cumplirlas”. En ese sentido, ¿es un nuevo tiempo para la Argentina a la hora de hablar cuánto Rojas aporta a la Provincia, cuánto la Provincia aporta a la Nación y, en todo caso, cuántos recursos se reciben y qué injusticia hay ahí?

Qué injusticia. En el interior se van miles de millones de dólares en coparticipación. En Ingresos Brutos, se hizo un cálculo desde el Foro de Intendentes Radicales, de cada 10 pesos que se van del interior, de Rojas en este caso, vuelven 20 centavos. Entonces, vuelve muy poco en concepto de todo lo que se tributa. En retenciones es infernal: con el valor que tienen los cereales, se van miles de millones. Podríamos tener rutas en todos los caminos rurales. No vuelve prácticamente nada de lo que se va.

Ignacio TorresTorres cuestionó al Gobierno por hablar de "alivio fiscal" a cambio de aprobar una ley: "Es un error grosero"

Pero también es importante la coparticipación que recibimos de la Provincia. Porque nosotros recibimos fondos de la Provincia, no de la Nación. La masividad de los fondos vienen de la coparticipación provincial.

–Pero si la Provincia no recibe de Nación...

Exactamente. Hoy estamos atados a los recursos provinciales, pero si la Provincia no recibe de Nación, lo que también es una preocupación de los ministros de la Provincia, con los cuales he hablado, no saben con qué van a contar. Hoy la Nación no tiene presupuesto y la Provincia no tiene presupuesto.

–Se emparchaba con ATP, con ATN, muchos años bajo ese módulo y de repente no hay plata.

La Provincia tiene que rediscutir con la Nación en algún momento esos puntos de coparticipación que se le sacaron en el ’94. Se le dio algo cuando estaba (María Eugenia) Vidal de gobernadora, que le asignó (Mauricio) Macri, pero después seguimos perdiendo los bonaerenses, seguimos perdiendo recursos ante la Nación, y realmente habría que hacer un pacto fundacional en un montón de cuestiones. No me voy a meter mucho en lo finito, pero ojalá sean tiempos de diálogo, que no lo estoy viendo; de consenso, de discusiones. Darles la importancia que tienen a las Cámaras, más allá de que la política se ha ganado cierta bronca de la sociedad.

Porque se la ha ganado con creces, por cómo ha actuado la política desde el ’83 a la fecha. Yo, que vengo de uno de los partidos tradicionales, creo que nos falta muchas veces autocrítica a los radicales de qué construimos en este tiempo, en estos cuarenta años de democracia. Necesitamos hacer una autocrítica los partidos tradicionales. Se vienen tiempos de frentes políticos y ojalá nos encuentre el diálogo y el consenso. Soy una persona de eso, por eso invito siempre al diálogo y al consenso genuino. Tienen que estar los debates. Las Cámaras están representadas por la voluntad popular. También la política tiene que dejar los privilegios de lado, porque ha tenido muchísimos, y el laburante se enoja, con razón, por los privilegios de la política. Pero deseo fervientemente que haya diálogo entre todos los gobernadores y el gobierno central.

Realmente, cuando veo que el presidente se pelea con Nacho Torres, por ejemplo, que fue uno de los temas más resonantes hace unos días, realmente me pone mal, porque, al ser una persona de diálogo, no me gusta la confrontación al extremo. Y si me pongo del lado del gobernador, tengo mis razones, porque uno tiene que pagar salarios a los empleados municipales, en este caso los empleados de la Provincia, a la policía, a los docentes, al transporte, y cada uno defiende sus intereses.

Apuesto y llamo al diálogo desde un lugar recóndito del país, pero apuesto al diálogo, porque es lo que necesitamos.

Te puede interesar
Populares

Suscríbete al Resumen de Noticias para recibir periódicamente las novedades en tu email