Entrevista GLP. Julio Pasqualin: “Queremos que el IOMA sea menos corporativo y más profesional”

El diputado provincial del bloque UCR–GEN se refirió al proyecto de reforma integral de la obra social bonaerense, que presentó ese bloque en la Legislatura. Dijo que es necesario “un cambio de concepto” y específicamente consideró necesario “hacer un cambio en los directorios” del Instituto.

Videos - Entrevistas 07 de mayo de 2024 Redacción Grupo La Provincia Redacción Grupo La Provincia

Bloque UCR-GEN.Proyecto para regular el uso de aportes del IOMA

–Julio, pensando que en el último tiempo han crecido las apuestas online entre los adolescentes, lamentablemente sin una reglamentación fija a nivel provincial y nacional, me gustaría conocer cuáles son los alcances del proyecto que ha presentado al respecto en la Cámara baja.

Efectivamente, estamos en una situación muy compleja con el tema de la adolescencia y el juego, que se enmarca como una consecuencia de un problema mayor que hoy quizás no está suficientemente puesto sobre la mesa, que es el estado de la situación en general de la salud mental en la población, y más específicamente en los adolescentes y jóvenes.

Si uno mira al menos alguna de las estadísticas, a pesar de que hay pocas, el aumento de suicidios, el aumento de depresiones, ansiedades, consumo de psicofármacos... Además en un momento donde, como todos sabemos, el poder adquisitivo ha bajado, con lo cual todos estamos contestes de que ha bajado 45% la compra de medicamentos, o sea que eso además va por andariveles de solicitud de medicamentos en hospitales. Es común escuchar en algunas reuniones cómo se manipula el tema de los psicofármacos: “Bueno, me prestás un determinado psicofármaco, porque yo estoy tomando el otro”. Hay un cierto descontrol con el tema psicofármacos que tiene que ver, como decíamos, con una aceleración del problema de salud mental en general y que, como consecuencia, trae la necesidad de tapar esos agujeros. Uno de ellos es el tema del juego.

–La iniciativa que usted presentó ¿alcanza a todos los juegos online?

Sí, efectivamente. Lo quería enmarcar en las dos cuestiones. Voy a presentar también un pedido de informes acerca de cómo está el plan de salud mental, que el ministro nos explicó allá hace dos años: qué ha pasado con eso, qué estadísticas se pueden presentar, lo que tiene que ver con las coberturas, como estábamos diciendo, de psicofármacos, no sólo en jóvenes, sino en adultos también. Porque además, como sabemos, el tema de la salud mental, como es a veces vergonzante hablar de alguien que tiene problemas psicológicos, también queda bastante tapado.

Lo que intentamos hacer con este proyecto mío y del bloque que acompaña es establecer una reglamentación un poco más amplia. Si bien quizás la mecha que encendió la problemática es el tema de los jóvenes, me parece que la cuestión como está planteada hoy, sin ningún tipo de reglamentación, es bastante riesgosa para todos. Entonces estamos planteando, en primer lugar, que haya licencias de juego. Estamos planteando limitaciones en el tema de la publicidad. Lo que tiene que ver, por supuesto, con los menores, como estábamos diciendo. Porque hoy no se sabe quién está jugando. Es apretar dos teclas y enseguida se empieza a apostar dinero. Y es una garantía también para el apostador, que tiene todo el derecho, siendo adulto, de saber que tiene sus datos personales reservados, que va a cobrar el dinero... Porque, además, ahí también se han formado como banqueros online. Hay un gran desorden que estamos tratando, con este proyecto, de poder enmarcar y darle una direccionalidad para solucionar estos tres o cuatro problemas que decíamos.

–¿Puede confluir el proyecto de su autoría con, por ejemplo, el de Maricel Etchecoin Moro, de la Coalición Cívica bonaerense, que también ha planteado un marco regulatorio integral para identificar, prevenir y mitigar la ciberludopatía?

Sí, efectivamente. Hay varios proyectos también en el Senado. Me parece que tiene que ser un tema específico, porque toca intereses también. Con lo cual tiene que ser una problemática que podamos encarar concretamente. Que tampoco nos agarre el tiempo

en discusiones estériles de muchos meses. Me parece que hay que juntar los proyectos, también llamar a las cámaras, por supuesto, y a los posibles licenciatarios. También a quienes han sido afectados por esto. Tuvimos hace poquito un intento de suicidio de un chico de catorce años, con una situación con la madre a la cual le había robado dinero. Y todos los días venimos escuchando esto, quienes estamos más cerca de la situación de los jóvenes: problemáticas en las escuelas, en todos los lugares.

Entonces, completando lo que decías, me parece que hay que tener una reunificación de proyectos y sacar lo mejor posible. Hay ya algunas iniciativas presentadas en otras provincias que han avanzado.

Entrevista realizada por Grupo La Provincia (grupolaprovincia.com)

–Qué importante seguir trabajando desde la Legislatura en favor de reglamentaciones que apoyen la salud mental, principalmente de los jóvenes.

Sí, efectivamente. Porque, como decíamos hoy, es una problemática que avanza. Por supuesto, después de la pandemia todo fue muchísimo peor, ¿no? El encierro, la situación educativa, los consumos de todas las sustancias han crecido exponencialmente, y eso no ha cesado. Lo cual lleva también (porque sabemos que muchas veces una adicción es encadenada con otra) a situaciones que terminan, después, en esto que decíamos: intentos de suicidio, depresiones, ansiedades.

–Julio, continuando con el ámbito de la salud, me gustaría ahora abordar otra problemática que también está muy arraigada en territorio bonaerense, que es IOMA. Lamentablemente, la obra social viene sufriendo muchas fallas en su funcionamiento. Desde el bloque UCR–GEN presentaron un proyecto de ley de reforma integral de la obra social: buscan devolverle la autonomía que fue cercenada por la dictadura de (Juan Carlos) Onganía. ¿Qué es lo que les preocupa desde el bloque, principalmente, de la situación actual de la obra social?

Todos conocemos las dificultades grandes que ha tenido, sobre todo, estos últimos meses, hay que decirlo también, producto de políticas nacionales que han ahondado aun más la crisis, porque todos los insumos han crecido enormemente, los medicamentos están sin control en su crecimiento; ni hablar de situaciones que van por fuera de la obra social, que son las prepagas. Pero la salud y los hospitales públicos, tanto municipales como provinciales, están pasando una situación muy compleja. Dicho esto, la situación de IOMA no escapa a esta situación, y es más compleja todavía.

Nosotros creemos que hay que hacer un cambio de concepto. No sólo lo que pasó en la dictadura, sino que también hubo una reforma allá por los años del gobernador (Carlos) Ruckauf, en la que se perdió el contexto, el contorno digamos, el espacio cerrado donde IOMA tenía sus fondos como obra social, como cualquier obra social, y pasó a ser una situación más provincial: los fondos quedaban a disponibilidad de la provincia, y así se empezó a desvirtuar todo.

Además, nosotros creemos que hay que hacer un cambio, también, en el tema de los directorios. Hoy aparenta ser demasiado corporativo: hay un director que defiende a las clínicas, otro que defiende a los médicos, otro que defiende al sindicato de los empleados... Me parece que eso tiene que estar un poco más profesionalizado y que, además, perdure en el tiempo. Es lo que planteamos en algunos puntos del proyecto.

–¿Notan entre los vecinos que es una dificultad el funcionamiento de IOMA en el interior bonaerense? ¿Reciben quejas de los vecinos?

Sí, absolutamente. Es más, incluso de los intendentes mismos. Estuvimos reunidos con el intendente (de Tandil, Miguel) Lunghi hace unos días. Tiene un municipio muy bien llevado adelante, incluso con el tema de la salud, pero que no escapa a estas problemáticas.

De cualquier manera, tenemos en cuenta que el Ejecutivo está, independientemente de lo de IOMA, con algunas ideas vinculadas a reformas de salud, que estamos dispuestos a escuchar.

–Claro, en los proyectos de Axel Kicillof, a los que se refiere, busca crear una empresa de emergencias médicas, un laboratorio farmacéutico, un sistema de información de la salud y también un instituto universitario de salud. ¿Qué piensa al respecto? ¿Son estructuras necesarias hoy en la provincia?

Bueno, mirá, creo que hay que discutir una por una. Cada caso es distinto. El tema de los medicamentos ya lo habíamos trabajado el año pasado y el anteaño; es un tema que se puede conversar, habida cuenta de cómo está la situación de los laboratorios.

En el tema de las emergencias médicas yo soy un poco más reticente. Me parece que algunas de las cosas que están funcionando están bien; no vaya a ser que arruinemos lo que está funcionando bien.

El miércoles al mediodía nosotros vamos a concurrir para escuchar algunas de estas propuestas, pero me parece que todo lo que sea propositivo hay que escucharlo, no hay que negarse de movida a ninguna iniciativa. Y además, hemos tenido algunas reuniones con intendentes sobre esta problemática, y también están dispuestos a escucharlas y analizarlas.

Te puede interesar
Populares

Suscríbete al Resumen de Noticias para recibir periódicamente las novedades en tu email