Artistas reflexionan sobre la problematica ambiental del agua en una muestra en Fundacion Andreani

Con un titulo que toma su nombre del celebre film que Hugo del Carril dirigio y protagonizo en 1952, a partir del sabado se podra ver en la Fundacion Andreani la muestra "Las aguas bajan turbias”, que reune los trabajos del argentino Santiago

D-Interés 23 de septiembre de 2021 Agencia Télam
Con un título que toma su nombre del célebre film que Hugo del Carril dirigió y protagonizó en 1952, a partir del sábado se podrá ver en la Fundación Andreani la muestra "Las aguas bajan turbias”, que reúne los trabajos del argentino Santiago Andrés Viale y la dupla conformada por el mexicano Alberto Ortega Trejo y la polaca Andrea Hunt en torno a cómo las grandes obras ingenieriles para controlar los cuerpos de agua en las ciudades generan impactos ambientales y humanos.
Bajo el eje curatorial "Modos de habitar" y con curaduría de Benedetta Casini y Leandro Martínez Depietri, la exposición que se presenta en el KM 5.5 de Bienalsur pone en evidencia a través de una instalación sonora, una escultura y un video los conflictos comunes de las ciudades de México y Buenos Aires, caracterizadas "por un vinculo turbulento con los cuerpos de agua que las rodean", según detalla el texto curatorial.
"¿Qué tan desmedida y peligrosa puede ser la hybris de replicar, controlar y domesticar los fenómenos naturales? ¿Y cuáles sus consecuencias?", se preguntan los curadores en lo que constituye el punto de partida de esta exploración tripartita que se apoya en la mirada de tres artistas de procedencia y obra muy disímil entre sí.
Depietri señala que cada artista expone una obra de gran escala recurriendo a diferentes formatos. En el caso de Viale, se trata de la instalación sonora "Esto", que recrea de manera artificial los sonidos del Río de La Plata.
"Esta propuesta participativa induce en el público la memoria afectiva de este sonido natural a la vez que contribuye a borrar los límites entre elementos culturales y naturales del modo en que han sido establecidos. La instalación busca dar cuenta de la interrelación entre los fenómenos que entendemos como naturales y la acción humana, que es la principal responsable del cambio climático que amenaza con poner fin a nuestra especie", explica el curador.
Viale trabaja desde hace años en la construcción de artefactos que evocan las máquinas de Leonardo Da Vinci, aunque su propósito no es el progreso de la técnica, sino más bien la imitación improductiva de fenómenos naturales, una suerte de maquinaria de la mimesis.
Por su parte, Ortega Trejo y Andrea Hunt traen "Como una flor nos iremos secando sobre la tierra", una escultura y un video que muestran la cara oculta del sistema hidrológico en Ciudad de México, poniendo de relieve sus impactos ambientales y humanos. Trejo es descendiente del pueblo Otomí, uno de los más perjudicados por la expansión de la capital mexicana y su tratamiento de las aguas.
"Ortega Trejo y Hunt plantean de manera directa una crítica sobre el desarrollo urbano bajo el signo del capitalismo y las maneras en que este ha llevado a la catástrofe en relación con el acceso al agua. En particular, enfatizan cómo la carga ambiental siempre se distribuye de forma desigual siendo las comunidades pobres y radicalizadas las que más sufren las consecuencias", apunta Depietri.
"En la escultura retoman parte de la iconografía y los modos de construcción propios de esta nación originaria para contar la historia de cómo se ha visto afectado irreversiblemente su territorio, por ejemplo con enormes inundaciones en la región de Pachuca de donde él proviene. La obra destaca por su diálogo entre dos medios: escultura y video, en el que la primera da cuenta de una tradición cultural y de su capacidad de mutación y de interpelar al público, mientras que el segundo opera casi de modo documental acercando las problemáticas del presente y los peligros del futuro que se aproxima", remarca.
La otra curadora de la muestra, Benedetta Casini, destaca la importancia que la problemática ambiental del agua tiene en la tercera edición de Bienalsur, un tema surgido a partir del llamado abierto internacional a proyectos (Open Call) que la Bienal realizó durante el año pasado.
“No es que nosotros ponemos un tema y los artistas que están interesados en esos temas participan, sino que los temas nacen de los propios artistas. Las muestras dan cuenta de un interés que se está dando transversalmente en la sociedad. Como parte del eje curatorial 'Modos de habitar', que trabaja sobre las formas en las que vivimos la ciudad con el urbanismo y la arquitectura, surgieron todas estas exposiciones que tienen que ver con las aguas”, indica.
Además de la muestra en la Sala 1981 de la Fundación Andreani, otras en el marco de Bienalsur exploran lo mismo, como “Laboratorio Anfibio del Plata” y la “Oficina del Agua”, alojadas en el MUNTREF Sede Hotel de Inmigrantes, y “Un giro sin tornillo: imaginaciones urbanas”, que se inauguró en el Museo Benito Quinquela Martín de La Boca.
La muestra se podrá visitar a partir de mañana en forma gratuita de jueves a domingos entre las 11 y las 18 horas en Fundación Andreani, ubicada en avenida Pedro de Mendoza 1981, Ciudad de Buenos Aires. (Télam)
Te puede interesar
Populares
Detenidos_1

Cae en La Matanza la banda de “los inhibidores”

Redacción Grupo La Provincia
Municipales El viernes

Hay cinco detenidos por robos reiterados y asociación ilícita. Utilizaban inhibidores para cometer robos a vehículos estacionados y luego, con las pertenencias hurtadas, planificaban el ingreso a los hogares de las personas.

Suscríbete al Resumen de Noticias para recibir periódicamente las novedades en tu email