Represión policial en acto en defensa del Incaa

Efectivos de la Policía de la Ciudad atacaron a los manifestantes que se habían congregado frente al icónico cine Gaumont en defensa de la cultura nacional.

Política 15 de marzo de 2024
Un detenido durante la represión policial
Un detenido durante la represión policial.
Fuerzas Armadas de la ArgentinaRosario: llegaron las Fuerzas Armadas pero hay dudas y rechazos sobre su participación

Cientos de estudiantes, artistas y trabajadores se concentraron este jueves por la tarde frente al cine Gaumont, ubicado en las inmediaciones del Congreso, para rechazar los despidos en el INCAA y en defensa de la cultura, pero el acto, cuando estaba a punto de finalizar, fue interrumpido intempestivamente ante la represión por parte de las fuerzas policiales.

La conferencia de prensa convocada por distintos sectores de la cultura comenzó a las 17 en el cine ubicado en Avenida Rivadavia 1635, frente a la Plaza del Congreso, y contó con la presencia de representantes de la cultura, la política, del sindicalismo, estudiantes y otras organizaciones que reclaman por el desfinanciamiento del sector.

La convocatoria fue tan masiva que los asistentes tuvieron que concentrar en la Avenida Rivadavia e interrumpir el tránsito y, aunque en un principio no había presencia policial, a solo minutos de finalizar el acto que estaba desarrollándose de forma pacífica un operativo se puso en marcha.

Con escudos, gas pimienta, palos, patrulleros y motos, los efectivos de la Policía de la Ciudad se hicieron presentes para correr a los manifestantes que se encontraban escuchando la conferencia de prensa en la calle.

El hecho fue sorpresivo y el cine abrió sus puertas para refugiar a los que quedaron más cerca de las puertas mientras quienes quedaron en la calle tuvieron que retirarse ante los gases lacrimógenos y agresiones por parte de la Policía.

Algunos asistentes quedaron en la vereda del Gaumont, un grupo más grande en la plaza del Congreso y un tercer grupo se mantuvo en la calle Montevideo mientras cantaban “olé olé/olé olá/ como a los nazis les va a pasar/ que a donde vayan los iremos a buscar”.

Durante la manifestación hubo cuatro detenidos: Mario de Almeida, Luciano Peralta, Nicolás Carnevale (tres asambleístas) y Nicolas Carnevale (cineasta), y varios heridos, entre ellos un hombre que debió ser trasladado en ambulancia luego de ser atropellado intencionalmente por un automovilista a alta velocidad que luego escapó del lugar mientras se estaba llevando adelante la represión.

La víctima quedó tirada en el suelo sin ser auxiliada por ninguno de los efectivos policiales presentes y el automovilista que huyó chocó a otro vehículo que estaba transitando por la calle mientras los manifestantes lo persiguieron.

Los hechos ocurrieron mientras en el Senado se estaba tratando el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 70/2023 y era la primera vez que se ponía en acción el nuevo protocolo de seguridad oficializado ayer en el Boletín Oficial.

El acto concentró a diversos sectores de toda la cultura audiovisual en defensa del cine nacional y en respuesta al congelamiento de las partidas de fomento a las producciones, críticas a los festivales, los despidos, el cierre del emblemático cine Gaumont y el desfinanciamiento general en el Instituto Nacionales de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) anunciadas por el actual presidente del organismo, Carlos Pirovano.

En representación de los artistas, se pronunciaron Mirta Busnelli, Félix “Chango” Monti, Víctor Laplace, el pintor Daniel Santoro y estuvieron entre el público personalidades como Leo Sabraglia, Raúl Rizzo, Martín Piroyansky y Jasmín Stuart.

Además, estuvieron presentes el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano; los diputados del Frente de Izquierda Myriam Bregman, Christian Castillo, Romina del Plá y Alejandro Vilca; Carolina Yutrovic del Partido Socialista Patagónico; legisladores porteños como Gabriel Solano y Celestie Fierro (FIT), Matías Barroteaveña (UxP) y el dirigente, Eduardo Belliboni, entre otros.

Durante la conferencia se reivindicó la importancia del cine argentino, se exigió la renuncia de Pirovano, se pidió que se convoque a un paro general en respuesta a los ajustes y se pronunciaron en contra del DNU 70/2023.

Laplace aseguró que “hay que resistir” ya que no vamos “a sobrevivir de otra manera” y en esa misma línea Chango Monti destacó que “el cine es unión de tiempos y lugares diferentes, no pueden sacarnos, ahogarnos o proscribir nos porque siempre volveremos a crecer y volveremos a luchar”.

Por su parte, Busnelli recordó la importancia del INCAA en su carrera y Santoro remarcó que la próxima tienen que ser “muchos más actores” los que estén presentes en defensa de la cultura y el cine nacional.

Bregman aseguró que “con unidad y lucha somos invencibles” y remarcó que es enorme “lo que hace cada trabajador y trabajadora” por lo que “cómo no vamos a defender a nuestro cine”.

El legislador Solano recordó que cuando fue el asesinato de Mariano Ferreyra se realizó una película que fue estrenada en este cine y financiada por el INCAA y aseguró que el gobierno de Milei “le declara la guerra a los trabajadores” y que “nadie se come el verso de que le sacan plata al cine para dársela a los comedores populares”.

Otros trabajadores llevaron su solidaridad y respectivos reclamos por los ajustes, como el representante de Télam, Raul Ferreira, que se manifestó en contra del “individualismo” que propone este Gobierno y aseguró que nuestro pueblo “tiene una historia de lucha” que no podrá ser borrada.

Previamente, los trabajadores del INCAA nucleados en el sindicato ATE leyeron un documento en rechazo al “ataque de magnitud contra la cultura argentina” y advirtieron que la intención del gobierno de Javier Milei es “desguazar, vaciar y privatizar todo lo que pueda” el instituto en un ataque a “nuestra identidad, nuestra soberanía y nuestro acervo cultural”.

El cine nacional es posiblemente la segunda fuente de orgullo de los argentinos, después de la selección de fútbol. Fue pionero en la historia del cine mundial, con su primer estreno en 1909”, destacaron.

También se recordó que el cine argentino ganó dos premios Oscar a Mejor película Extranjera con “La historia oficial”, de Luis Puenzo, en 1985, y “El secreto de sus ojos”, de Juan José Campanella, en 2009, y consiguió otras nueve nominaciones. 

“Pocos países en el mundo poseen una cinematografía propia como la argentina. El país produce 200 películas por año y se ubica como una de las principales de Latinoamérica. Todo esto es lo que quieren destruir para reducir a la Argentina a una locación barata para Hollywood”, aseguraron.

Además, acusaron al Gobierno de “mentir descaradamente” ya que dice que los festivales de cine le “sacan los medicamentos a los jubilados y son culpables del hambre de las niñeces”.

Lejos de generar déficit, la industria audiovisual multiplica por cinco su inversión. Si no es el sector más rentable de la economía, pega en el palo”, destacaron.

“El sector audiovisual genera más de 700 mil puestos de trabajo directos e indirectos y 300 mil puestos más anexos. Hoy el sector está paralizado. ¿Es así como el Gobierno pretende generar trabajo?”, apuntaron.

Agregaron que el Gobierno comete “un gran error subestimando la reacción que va a generar este ataque” y le advirtieron a los diputados que deberán votar el DNU prontamente que los están “mirando”.

“Esta película recién comienza y no está guionada que ganen los malos. Está en nuestras manos ganarla y tenemos toda la confianza. Qué Pirovano y Milei lo sepan”, completaron desde ATE.

Durante el acto se podían encontrar carteles pidiendo evitar “el apagón cultural” y banderas del MST, ATE, Centros de Estudiantes, Unidxs por la Cultura y asambleas barriales entre otras organizaciones.

“Gachi, Pachi y estos dos pelotudos son todos ajustadores”, se podía leer en uno de los carteles con las fotos de Milei y Pirovano y en referencia a la famosa escena de la película argentina “Un novio para mi mujer”.

En esa misma línea otras frases fueron reformuladas como “La puta que vale la pena luchar por el cine nacional” o “Milei quiere eliminar el cine argentino, filmame esto Néstor”.

Luego de conocerse el rechazo en el Senado del DNU, los manifestantes celebraron frente al Congreso y luego terminaron de desconcentrar sin nuevos incidentes.

ST

Te puede interesar
Populares

Suscríbete al Resumen de Noticias para recibir periódicamente las novedades en tu email