Entrevista GLP. Daniel Stadnik: “Todos los intendentes tenemos que defender a la provincia de Buenos Aires”

En la primera parte de la entrevista que concedió a GRUPOLAPROVINCIA.COM, el intendente de Carlos Casares, que fue confirmado en el cargo en las últimas elecciones, abogó por “recuperar el orgullo bonaerense” y llamó a sus pares de todos los colores políticos a “empezar a defender el interés de la provincia dentro del contexto nacional”.

Videos - Entrevistas 11 de enero de 2024 Mario Yemes Mario Yemes

–Básicamente con todas las intenciones de levantar permanentemente el pensamiento de la gente del interior, ya que pocas veces los medios provinciales o nacionales se acercan, queremos saber qué anda pensando este intendente sobre cómo se está llevando hoy en día la gestión gubernamental del gobierno nacional y provincial. ¿Qué piensa al respecto?

Si lo tuviera que encerrar en una palabra, sería preocupación, incertidumbre. Porque este contexto nacional nos tiene, a mí y creo que a todos los intendentes, muy preocupados. Los municipios, que somos autárquicos, tenemos una gran dependencia del gobierno provincial. Y estamos muy mal acostumbrados con Axel (Kicillof): un gran apoyo que hemos tenido en estos años con Axel, un gran apoyo del gobierno provincial. Y en una provincia de Buenos Aires donde la Nación está retaceando los aportes, eso salpica directamente a todos los municipios. Y la verdad, es una gran injusticia, porque desde el año ’87 que la provincia de Buenos Aires es la provincia más perjudicada de la República Argentina, porque en su momento se le quitaron 6, 7 puntos de coparticipación. Hoy la provincia de Buenos Aires aporta al PBI nacional casi el 48%. Está bien que vivimos en un país federal y está bien que la provincia ayude a provincias que no tengan los recursos que tiene la provincia de Buenos Aires, pero ya ha quedado últimamente con un 20 o 21% de coparticipación, casi la mitad de lo que contribuye al resto del país. Es mucho. Prácticamente es la provincia más difícil de manejar con esos recursos.

Aparte, si uno mira los números, la provincia de Buenos Aires es la que menos empleados y funcionarios públicos tiene. O sea que es la que más control hace del gasto. Porque ahora todos tenemos que controlar el gasto por la problemática de aumento de todos los insumos, y la provincia es la que menos gasta, la que menos funcionarios y empleados públicos tiene. Y es la que más se castiga permanentemente.

Entonces nosotros tenemos que recuperar un poco, todos los intendentes, no importa el color político, el orgullo bonaerense, y empezar a defender a la provincia de Buenos Aires. Vos vas a Córdoba y el cordobés es cordobés; vas a Corrientes y el correntino se siente correntino; vos salís a la provincia de Buenos Aires y hasta nos confunden con los porteños. Porque no tenemos un sentimiento bonaerense de defender la provincia de Buenos Aires. Si lo hubiéramos tenido, no nos hubieran sacado la coparticipación en el año ’87. Entonces hace falta que todos los intendentes, todos, entendamos que tenemos que empezar a defender el interés de la provincia de Buenos Aires dentro del contexto nacional.

–Uno de los lugares en donde se apoya a la Provincia es en la Legislatura bonaerense. Entiendo que muchos exintendentes forman parte de la Legislatura y algunos intendentes trabajan en equipo con legisladores. ¿Ve que hay una unidad en la Cámara como para apoyar al gobernador?

Y... Veo que hay muchos intendentes opositores que no han tomado conciencia de esto. Bueno, ahora han logrado un acuerdo, pero en primera instancia, cuando Axel bajó el endeudamiento, no se lo aprobaron. Es como que no toman conciencia de que vivimos todos en la provincia de Buenos Aires, seamos de un partido político o de otro, y de que si nuestra provincia es bastardeada como está siendo bastardeada, la vamos a sufrir todos, no importa el color político del municipio.

–Recuerdo, por ejemplo, que en la época de María Eugenia Vidal, aquellos intendentes que formaban parte del color político de la provincia de Buenos Aires tocaban más

la puerta de Gobernación y aquellos que no, iban a Nación y gestionaban ahí. Resulta que para muchos intendentes actualmente opositores al signo político de la provincia de Buenos Aires, tocar puertas en Nación resulta complicado, y entiendo que refuerza la idea de unidad bonaerense.

La otra vez yo lo escuchaba al intendente de (General) Madariaga, cuando fue Axel a inaugurar un CDI, y decía que, después de Armendáriz, era el mejor gobernador que tuvo la provincia de Buenos Aires. Por supuesto, nosotros los peronistas lo compartimos, pero no “después de Armendáriz:, para nosotros es el mejor gobernador que hubo en la democracia en la provincia de Buenos Aires, lejos. Por su trabajo, el de sus ministros en el territorio. La verdad, lo de Axel es inédito. Nadie discutía su capacidad intelectual, sus conocimientos en economía, pero todos teníamos una duda, incluso nosotros los peronistas, cuando él vino a la provincia de Buenos Aires: ¿cómo se va a desempeñar como gobernador de la provincia más compleja del país? La verdad que nos dejó a todos con la boca abierta. Una persona con mucha presencia, no sólo él, sino todo su gabinete, permanentemente ayudando.

Y ayudando a todos por igual. Porque yo lo veo acá en la cuarta sección. Yo lo he acompañado muchas veces, y ha recorrido la misma cantidad de veces, con obras, distritos peronistas y distritos que no son peronistas. Me ha tocado ir muchas veces a distintos distritos no peronistas a llevar obras. O sea, ha tenido un trato igualitario con todos. Y eso es Axel.

Por eso es que todos los intendentes de todos los partidos deberán entender y apoyar a nuestro gobernador en estos cuatro años donde claramente vemos que desde Nación va a ser una de las provincias a las que más se va a apuntar y más se va a castigar.

Entrevista realizada por Grupo La Provincia (grupolaprovincia.com)

–Cuando hablamos de Nación, ¿cómo analiza esta pequeña temporada de Milei?

Yo no me voy a poner a ver los puntos del decreto de necesidad y urgencia (DNU), porque son un montón, ni de esta ley ómnibus. Personalmente me constituí el día 28, nos juntamos con otros intendentes más en la Federación Argentina de Municipios (FAM), y firmamos un amparo, que ahora justamente se presentó, se dio lugar, se habilitó la feria. Después adhirieron más de 500 intendentes. Ese día seríamos 40, pero después adhirieron más de 500 intendentes. Por supuesto, como intendente, voy a estar para todo aquello en que podamos defender a cada uno de los vecinos y las vecinas de Carlos Casares.

¿Y por qué fui a firmar ese recurso? Porque este efecto de este gobierno nacional ya se está sintiendo acá, en mi pueblo, con los vecinos y las vecinas de Carlos Casares. Particularmente, yo tenía pactado con los gremios aumentar en diciembre. Con el aumento que venía y con el aumento que yo tenía proyectado, y si ganaba Sergio (Massa), que no iba a ser una gran devaluación, sino que iba a ser más o menos con la inflación, que hay que reconocer que era alta, íbamos a poder, a lo mejor, empatar la inflación. Como lo empatamos el año pasado: era un 94%, nosotros aumentamos los sueldos un 94%, entonces empatamos la inflación. O sea, se compensó un poco. Ya sabemos que es un problema la inflación, pero más o menos nosotros lo íbamos empatando.

En febrero, con esta gran devaluación y este aumento de los insumos, tanto en el sector de servicios públicos como en el hospital, se me hizo difícil, imposible, generar recursos para dar un aumento. Apenas pudimos juntar los recursos para pagar el aguinaldo y el sueldo de dinero. Hoy hay insumos hospitalarios que han subido más del 200, 300%., Insumos de los servicios públicos, de repuestos, de combustibles. Entonces, ahí ya tenemos un caso concreto. En Casares, más de mil familias municipales perdieron ya, en este mes de diciembre, entre el 30 y el 40% del poder adquisitivo. Están pagando ese ajuste.

_Daniel Stadnik 7

–El gobierno nacional habla de “pesada herencia”. Como todos los gobiernos...

Yo soy un técnico en obras, no soy economista, pero diría que es una gran mentira. Es una gran mentira, porque no hay que ser un gran economista para darse cuenta de que el país tenía un problema grave, que era el endeudamiento y la falta de recursos del Banco Central. Eso provocaba, básicamente, la inflación. Y te lo dicen muchos economistas. Eso provocaba la inflación: la falta de recursos. ¿Y por qué ese endeudamiento y esa falta de recursos? Bueno, ese endeudamiento ya sabemos por qué. Vino en esos cuatro años de (Mauricio) Macri, con un ministro de Economía que endeudó tanto que hasta el Fondo Monetario Internacional (FMI) le pidió a Macri que lo eche. Ahora volvió. En su momento provocó el mayor endeudamiento en tan poco tiempo de la Argentina, más de 100.000 millones de dólares.

Después, en el gobierno de Alberto Fernández, también hubo un endeudamiento. Tuvo que dársele a la maquinita e imprimir billetes, es cierto. Pero tuvimos una pandemia. Teníamos todo el país parado, menos el sector agropecuario. Después, toda la industria, empleados parados. Hubo que salir, con un país endeudado, a imprimir para poder bancar a esta gente. Y bueno, hubo un endeudamiento, yo diría, hasta justificado. Agarró todas ese gobierno. No quiero salir a defender, porque se defenderá solo, pero agarró la deuda, el problema energético, agarró la seca. Acá la sufrimos; yo, de hecho, no aumenté la tasa vial porque los productores acá estuvieron muy afectados por la seca. Acá se perdieron dos cosechas. Eso en el país repercutió en 20.000 millones de dólares. El ministro de Economía contaba con esa plata para ir bajando la infección en mayo, abril, y no pudo.

Entonces, hay circunstancias de hecho que ocurrieron, que afectaron. Pero no íbamos a una hiperinflación. Sergio tenía un plan para, de a poquito, recuperar reservas, y con eso ir de a poquito bajando la inflación. Pero todo eso con la gente adentro. Todo con la gente adentro.

–La cuestión es el cómo, ¿no? La diferencia entre hacer una operación programada, quirúrgica, y la famosa “motosierra”. A lo mejor a algunos temas había que darles una inyección extra de energía, pero entiendo que mucha gente quizás no nivelaba a qué velocidad iba a girar esa motosierra. ¿Cómo ve que vayan a transcurrir los próximos meses a este ritmo, a esta velocidad de la motosierra?

Bueno, como lo comenté hace un rato, con algo concreto para no irnos por las ramas, en Casares la familia municipal, que son más de mil trabajadores, desde el que barre hasta el intendente, perdió casi un 40% de su poder adquisitivo en un mes. Empleados de comercio también, y trabajadores que tampoco tuvieron aumento y también van a sufrir la inflación de este mes, también van a perder. Yo no sé qué va a pasar en enero o febrero, pero creo que la inflación va a seguir. Y no sé hasta cuándo. Porque si la inflación sigue y no va a haber capacidad de pago, tanto de los municipios, del Estado, como de los privados, o de poder aumentarle el salario a la gente (porque necesitamos recuperar el salario de la gente, lo mismo que los jubilados), si no está esa recuperación para empatar la inflación como veníamos haciendo otros años, acaba quedando mucha gente afuera del sistema.

Es lo que yo te decía recién: cualquier plan que se haga, que se vaya a motorizar, porque yo sé que algunos recortes había que hacer, algunos ajustes necesitábamos en este país, pero siempre con la gente adentro. Siempre todo lo que se diseñe tiene que ser con la gente adentro. No se puede hacer en el país nada dejando a la gente afuera. “No, bueno, esperá, dentro de 15 años van a estar bien.” No, hay gente que hoy necesita los recursos para llegar ahora, en enero, en esta primera quincena, la segunda. No le podemos hablar de quince años, ni diez, ni cinco, ni tres, ni seis meses.

Te puede interesar
Populares

Suscríbete al Resumen de Noticias para recibir periódicamente las novedades en tu email