Entrevista GLP. Laura Clark: “Milei les está haciendo los deberes a los grandes grupos económicos”

La senadora provincial de Unión por la Patria (UxP) dijo que, si se aprueba el proyecto oficial de ley ómnibus, el país se convertirá en “una factoría” para que otros vengan a llevarse los recursos y hará que el trabajo “no valga nada”. Reclamó “valentía” a los senadores radicales para oponerse a la iniciativa.

Videos - Entrevistas 15 de mayo de 2024 Mariana Portilla Mariana Portilla

Guerendiain junto a Cúneo Libarona.El Gobierno sigue sumando bajas: renunció el segundo de Cúneo Libarona en Justicia

–Laura, mantuvieron una reunión con Nicolás Kreplak, ministro de Salud, en relación a los proyectos del Ejecutivo provincial para crear empresas de emergencias médicas, un laboratorio farmacéutico, un sistema de información de la salud y también un instituto universitario de salud. ¿Qué balance puede hacer de este encuentro?

Bueno, como siempre, las charlas con el ministro Kreplak son muy enriquecedoras y con una mirada profunda y de futuro con respecto a la salud de la provincia. En el contexto en el que estamos en este momento, un contexto económico, una crisis económica, un recorte sobre la provincia de Buenos Aires desde el gobierno nacional impiadoso, la situación de los habitantes de nuestra provincia, del país en general, pero de nuestra provincia en particular, y con un tema que nos es transversal a todos y a todas, que es la salud, ¿no? El cuidado de la salud, la prevención, el poder acceder a los medicamentos necesarios, mantener la atención inmediata cuando hay alguna situación compleja.

Y en ese sentido, el ministro nos puso en conocimiento sobre dos proyectos, el del laboratorio, que es una industria farmacéutica bonaerense, y un sistema de emergencias de salud. Se trataron conceptos técnicos de salud, por eso quizás no seamos tan buenos transmisores, porque él habló con su sapiencia. En general es esto: acercar la salud a los bonaerenses, y que esto sea haciendo uso de un Estado eficiente, inteligente, que pueda articular con los privados, pero que pueda dar respuestas. Vuelvo a decir: más en este contexto, pero sobre todo tener una política de salud, tanto en medicamentos como en emergencias sanitarias, que sea identitaria de la provincia de Buenos Aires como quien se pone al frente de abordar el tema más importante para la ciudadanía, teniendo en cuenta la accesibilidad y teniendo en cuenta la eficiencia.

–Laura, usted habla de un Estado presente y un Estado inteligente, pero del otro lado, de la vereda de enfrente, el PRO les responde que hoy no es momento de generar nuevas superestructuras, en referencia a esta empresa de emergencias médicas o al laboratorio farmacéutico. ¿Qué les responde usted?

No, no. El ministro nos clarificó que no se piensan nuevas estructuras. Las estructuras están. Hay un laboratorio actualmente, que trabaja y produce para la provincia de Buenos Aires. Esa sería la estructura que se absorbería para dinamizar, para ampliar, sobre todo con una mirada muy de mercado. No se va a producir medicamentos con un abanico extenso, sino que se va a ir midiendo y fijando objetivos para ver cuál es el tipo de medicamentos que debería producir este laboratorio.

Kreplak

Y el sistema de emergencias, también, articulando con los privados y dando respuesta a las municipalidades, que en este momento se tienen que hacer cargo de un sistema de emergencias, el SAME, que fue implementado por la exgobernadora (María Eugenia) Vidal, que se hizo a través de un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que tenía un financiamiento en el primer año del 100%, en el segundo año del 50%, en el tercero del 25, al cuarto año desapareció el financiamiento y queda en las espaldas de los municipios. Eso es una erogación que se puede disminuir muchísimo, que se le puede dar mucha más eficiencia, y que permite que se integren, por ejemplo, municipios vecinos.

Nos daba un ejemplo muy claro el ministro: en una situación de ACV, hay dos horas para actuar desde la salud y conservar el cerebro como estaba antes de sufrir el episodio. Si hay que trasladarlo porque primero va a un lugar que no tiene alta complejidad y de ahí se hace la derivación, esas dos horas se transforman en seis horas. Con un sistema de emergencia articulado, que sepa qué hacer ante un evento de estas características y que ya esté protocolizado que ese paciente va rápidamente a un centro de alta complejidad, se llega a tiempo, por ejemplo.

Y otra cuestión, con los medicamentos, es que se puede bajar muchísimo el costo, para municipios, para salas de salud, para hospitales, para la misma provincia, también para el usuario, el ciudadano común, cuando tiene que acceder a algún medicamento.

Son dos propuestas que buscan la modernización, que buscan la eficacia, la eficiencia del Estado, y que buscan dar respuestas a la población en este sentido, que es la salud. Y como decía el ministro, no son nuevas: hay laboratorios ya en nuestro país que funcionan muy bien, el de Santa Fe es un ejemplo, y que también se podría articular con laboratorios de otras provincias. Y que no implican nuevas estructuras ni grandes estructuras, como nos quieren contraponer, que es otro “elefante” el Estado: no, nada de eso.

Y además, la confianza que tenemos y que tienen los bonaerenses (nosotros es obvio, porque somos parte de este equipo) en la gestión de salud que viene llevando adelante el ministro, que siempre se viene superando. No hemos retrocedido, sino que hemos visto avances, a pesar de haber transitado una tremenda pandemia. La gestión de esa época que nos tocó vivir y cómo la provincia va avanzando en las cuestiones de salud también suman a esto de pensar que las propuestas son muy interesantes, que son muy buenas y que van en sintonía con lo que queremos para la provincia: que se desarrolle con equidad y con posibilidades.

–Senadora, estuvo recorriendo días atrás el territorio: estuvo, por ejemplo, en la ciudad de Bahía Blanca, en la sexta sección electoral, junto a Martín Sabbatella, referente de Nuevo Encuentro. Imagino que pudieron hacer una lectura del panorama nacional y provincial desde esta sección. ¿Qué balance puede hacer de esta visita y qué se llevó de la misma?

Fuimos allí a reunirnos con referentes de nuestro espacio, de Nuevo Encuentro, en la sexta sección; compañeros y compañeras que trabajan mucho, que están comprometidos con la organización, el acompañamiento de sus vecinos y vecinas. Una organización que parte de lo político y, por lo tanto, aborda distintas cuestiones comunitarias, sociales, educativas.

Y este trabajo, en una sección que para nosotros es un poco lejana, pero que además es muy extensa, es muy valioso. Así que fuimos allí a acompañar y a intercambiar. Lo primero que sale es intercambiar el pulso, el humor que tienen los bonaerenses por aquellos lados, que no dista, no es diferente de cualquier punto de nuestra provincia y del país, que es una gran desazón, angustia, una falta de poder visualizar algún futuro, alguna salida; la crueldad en la economía, la posibilidad de acceder a bienes y servicios.

Martín Sabbatella

Nuestro papel como organización política, como referentes, es sostener el tejido social. Sobre todo la salud. La salud individual, la salud colectiva, a la que se hace mucho daño en estos tiempos políticos, y que después es muy difícil recomponer: los vínculos familiares, los vínculos de vecinos y vecinas. Entonces pensamos que las organizaciones políticas tienen un papel fundamental, que es sostener, que es organizar, que es acompañar. Y por eso estuvimos allí analizando los primeros cinco meses del gobierno de Javier Milei, nefastos para nuestro pueblo; también viendo lo que establece la Ley de Bases y la posibilidad de que el Senado pudiera ponerle un freno a esto. Pero también cómo apoyar y cómo acompañar desde cada rincón con información y que la gente sepa qué dice la Ley de Bases y qué impacto tiene en nuestra vida cotidiana, y proponiéndonos una agenda de trabajo para construir, en el mientras tanto, una alternativa desde esto que somos, que es nuestra identidad, que es UxP, y que cuando suceda, nadie sabe si va a suceder inmediatamente, a mediano plazo, a largo plazo, sucederá cuando el pueblo tenga que volver a elegir quién conduce los destinos de su vida cotidiana, podamos estar con una alternativa política que recupere, por supuesto, lo mejor que pudimos hacer en esos doce años de Néstor (Kirchner) y Cristina (Fernández), tomar esa identidad y también plantear hacia adelante las cosas que sabemos que tenemos que mejorar, con muchísima convicción y muchísimo compromiso, sobre todo sabiendo que cada persona, cada barrio, cada ciudad, cada organización social, pyme, universidad, escuela, tiene que estar contemplada en ese proyecto de provincia y de país, porque, si no, es esto que estamos atravesando, que es la permanente exclusión de todos. Cada día se excluye a uno, a una, cada día se excluye a un sector, y pasan cosas tremendas cuando hablás con lo chiquito, con lo cotidiano: no poder comprar un remedio, no poder comprar el hierro con un tratamiento de anemia. Entonces eso se deja porque no te duele, porque no es una cirugía, porque no te internan de urgencia, pero que después las consecuencias son tremendas. Entonces, elegir comprar el hierro o comprar los alimentos, pagar las facturas de luz, de gas. Algunos desalojos por los precios de los alquileres, los primeros despidos. Bueno, un panorama muy triste que quienes tenemos responsabilidad estamos dispuestos a no sacar el cuerpo y, mientras tanto, ir construyendo la esperanza.

–Laura, usted mencionaba la Ley Bases. Por estas horas se está debatiendo en las comisiones del Senado Nacional. ¿Qué pasa si se llega a aprobar esta ley? ¿Cómo impactará en el pueblo?

Todo mal. Todas malas noticias. Va a impactar muy mal desde lo laboral, desde lo que nos parece lejano, porque cuando decimos soberanía, está dentro de nuestro esquema de ideales, de intereses, de convicciones: no podríamos ser lo que somos si no sostenemos y valoramos nuestra soberanía desde territorio, política, nuestros recursos naturales. Y si no somos dueños de nuestros recursos naturales, vamos a pagar tarifas siderales con precios internacionales, como lo estamos haciendo ahora, siendo que somos productores de muchísimos bienes. Y esto puede ser una gran entrada de divisas para desarrollarnos como país y lo estamos regalando.

Las condiciones laborales tremendas en las que se quiere hacer un nuevo contrato laboral, con un pueblo que aprendió a tener derechos, que los consiguió con lucha, poniendo muchas veces el cuerpo en la calle, con leyes, un contrato que hay, sabiendo que el trabajo está cuidado y que el desafío es tener más y mejor trabajo, tener muchos más argentinos y argentinas registradas en trabajos en blanco, con más derechos y no menos. Esto de los colaboradores independientes, que no pueden tener vacaciones, que no van a tener aguinaldo, que no van a tener mutual; y después, todo bien para los que tienen mucho, mucho dinero. Entonces se perdona, se blanquean bienes sin dejar un peso en el país, se les baja el impuesto a los bienes personales, teniendo la posibilidad de aportar para la construcción colectiva, se sube ganancias para aquellos que habían dejado de pagar ganancias, que sabemos que eso no solamente es un beneficio para el trabajador que pagaba ganancias, sino que eso se inyecta en el mercado y genera un círculo virtuoso de mayor consumo, mayor producción, mayores pymes, industrias...

Javier Milei 13-05-2024 16.57

La Ley Bases tira todo eso y pasamos a ser una factoría o un lugar donde pueden venir otros a aprovecharse de nuestros recursos, no quedarnos con nada, que el trabajo no valga nada, tener una mano de obra muy barata, como dice Cristina siempre: “No es que vienen por mí, vienen por su trabajo, por sus condiciones laborales”.

Y además, cuando vemos los contratos de ese famoso Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI), cobra algunos impuestos en los primeros años y a partir del tercer año nada, o sea que patea para adelante, con una responsabilidad espeluznante, porque los gobiernos que vengan van a quedar atrapados en estas cuestiones, que además se van a dirimir en tribunales internacionales. Una barbaridad. No hay memoria histórica de semejante barbaridad. Porque hemos visto el plan económico de la dictadura (saquémoslo de nuestro análisis, porque nada es comparable con la dictadura), pero después, en tiempos de (Carlos) Menem, de (Mauricio) Macri, que han querido instaurar este mismo plan económico, había un gradualismo, que permitió quizás, después, reparar en parte el daño hecho. Pero ahora esta ferocidad, y además si se legitima con leses, nos va a costar mucho más repararlo.

De todos modos, nos vamos a preparar para eso, y ojalá prime en los senadores, sobre todo aquellos que dicen que están con una oreja en lo que el pueblo, las organizaciones, sus mismos espacios políticos han venido construyendo (me refiero al radicalismo), tengan el coraje y la valentía de defender los intereses del pueblo, y no sumarse a los cipayos que propone este personaje presidente, que les está haciendo los deberes a los grandes grupos económicos.

Te puede interesar
Pablo Garate 24-05-2024 08.41

Entrevista GLP. Pablo Garate: “La primera puerta que toca la gente cuando tiene un problema es la de la Municipalidad”

Mariana Portilla
Videos - Entrevistas El viernes

El intendente de Tres Arroyos dialogó con GRUPOLAPROVINCIA.COM acerca de la situación que atraviesan el distrito y el país en general y destacó la reactivación de las obras y la implementación de nuevas medidas como la creación de la app Mi Tresa para “dar una respuesta más rápida y más eficiente” a los vecinos.

Populares

Suscríbete al Resumen de Noticias para recibir periódicamente las novedades en tu email