Entrevista GLP. José Nobre Ferreira: “Tiene que surgir un reclamo unánime para que el gobierno se despierte”

El intendente de Guaminí dijo que la situación social “va a ir empeorando” a lo largo del año pero el gobierno de Javier Milei “parece que no quisiera darse cuenta” de cuánta gente reclama contra el ajuste. “El Ejecutivo mira para el costado”, dijo; por eso, consideró que hace falta un reclamo unificado para que “empiece a dar respuesta”.

Videos - Entrevistas 09 de mayo de 2024 Mariana Portilla Mariana Portilla

Rubén Pollo Sobrero.Sobrero advierte: “Si no hay respuesta con este paro de 24 horas, haremos otro de 36”

–Intendente, me gustaría conocer en principio cómo acompañan desde el municipio a los vecinos en estos tiempos económicos y sociales tan complejos. ¿Qué políticas están llevando adelante?

La verdad es que, como decías, el contexto económico y social es complejo. La realidad es que, más allá de ser un distrito del interior de la provincia de Buenos Aires, no estamos exentos del ajuste y el recorte por parte del gobierno nacional. Y, obviamente, eso se traslada no solo a las provincias, sino también a los municipios y, sobre todo, a los vecinos, a la clase trabajadora, laburante, del día a día.

Lo del acompañamiento a las familias de nuestro distrito y a los sectores más vulnerados siempre fue una política de nuestra gestión desde el inicio: el estar cerca del vecino, acompañar al vecino y a la familia que realmente necesite. Si bien, como te decía, somos un distrito del interior, netamente agropecuario, y estamos a escasos kilómetros de La Pampa, y si bien es otra realidad, diferente, quizá, a la de municipios del conurbano, el ajuste y el recorte llegan a toda la familia.

Nicolás Massot.Escracharon a Massot en la puerta del Congreso por su apoyo a la Ley Bases

Hoy por hoy, desde el municipio, estamos acompañando a las familias a través de las diferentes áreas de Desarrollo Social. En este último tiempo se han incrementado un poquito más los pedidos de ayuda. El mes pasado, con las boletas de luz, que vinieron un poquito saladas, por decirlo de alguna manera, muchos de los vecinos se vieron sorprendidos porque pasaron a pagar el doble de lo que venían pagando, ya sin subsidio por parte del gobierno nacional. Y lo que vemos es que se va a complicar aun más. Formamos parte de la zona fría, y cuando empiece a apretar un poquito el invierno y las boletas de gas empiecen a llegar, también vamos, seguramente, a tener más pedidos por parte de vecinos y familias para que los ayudemos.

Hay una situación compleja. Es una situación económica difícil. Porque, como sabés, somos un distrito chico del interior de la provincia de Buenos Aires. Y si bien, obviamente, desde Provincia nos vienen acompañando, a los 135 municipios de la provincia, la verdad es que se hace difícil, en nuestro caso, priorizar los recursos.

–Y más en este contexto, donde la Provincia ayuda, pero pareciera que no alcanza para los municipios, teniendo en cuenta que el gobierno nacional no cree en el Estado, discontinuó la obra pública, no sostiene muchos de los programas en materia social... ¿Cómo se rema contra esta corriente?

Totalmente. Hace una semana o dos pudimos conseguir que nos reciban algunos funcionarios nacionales, porque nosotros teníamos en nuestro distrito más de veinte obras en ejecución, que tenían financiamiento nacional, y también de Provincia. Y hoy por hoy, las obras nacionales se encuentran todas paralizadas. Desde el 10 de diciembre veníamos haciendo pedidos de audiencia, entendiendo, dándoles un tiempo, obviamente, para que se sienten en la silla, pero recién pudimos lograr hace dos semanas una audiencia con funcionarios nacionales, en la cual fueron claritos al decirnos que las únicas obras que van a tener posibilidad de continuación son aquellas que tienen un porcentaje elevado de ejecución. Que no son muchas. Tengo una nueva planta potabilizadora acá en Guaminí, un recambio de cañerías y viviendas que tienen un porcentaje avanzado de ejecución; son las únicas que, al menos, nos dijeron que podría llegar a terminar, pero no nos dijeron a partir de cuándo. Hoy por hoy, es la única respuesta que hemos tenido.

Independientemente de eso, nosotros, obviamente, ya estamos pidiendo otra audiencia para que nos definan a partir de cuándo y si las van a terminar o no. Personalmente veo difícil que sea en un plazo inmediato.

Y lo mismo hemos hecho con funcionarios provinciales. Tenemos obras que también están financiadas por Provincia, que se han ido reactivando de a poquito. Y la preocupación, en el caso de vivienda o en el caso de estas obras que tienen un porcentaje de ejecución muy elevado, es conseguir una respuesta por sí o no, y en su caso, que nos dieran a nosotros la chance de poder ir a buscar el financiamiento por otro lado, por Provincia o a ver qué otra opción manejamos.

MicrosParo general: cuáles son las 42 líneas de colectivos que hoy funcionarán en el AMBA

La realidad es que, hoy por hoy, todas estas obras que tienen financiamiento nacional se encuentran paradas, y estamos hablando de obras importantes para los distritos. Te hablé de un recambio de cañerías, de viviendas, de obras de cloacas, o sea, obras que mejoran la calidad de vida de los vecinos de nuestro distrito. Y fue una decisión del gobierno nacional, que no hizo ni más ni menos que lo que había anunciado en campaña. Y todos sabemos lo que significa la obra pública para un distrito chico como el nuestro, ¿no? No sólo poder gestionar estas obras que mejoran la calidad de vida, sino también la circulación económica que generan.

–En este contexto, intendente, desde el municipio han logrado llegar a un nuevo acuerdo con los trabajadores municipales, con los gremios locales. ¿Cómo está actualmente la situación con los trabajadores, como decíamos, en una situación económica tan delicada para todos los habitantes de la ciudad?

Sí, hemos podido llegar a un acuerdo, trabajándolo a través de paritarias, entendiendo la situación y el contexto al que hacíamos mención. Nosotros llevamos dado un 55% de aumento a los trabajadores municipales; en el acumulado es un poquito más. Venimos cerquita de la inflación. Quizás venimos trabajando de una manera más organizada, entendiendo el contexto, no sólo de nuestra parte, sino también de parte de los sindicatos. Nosotros, obviamente, entendemos los bajo que están los sueldos; vivimos el año pasado lo de estar corriendo la inflación desde atrás. Es muy difícil. Intentamos organizarnos, priorizar los recursos para poder ir dando respuesta a nuestros trabajadores con los aumentos que vienen planteando. Venimos trabajando de la mano con los sindicatos en la paritaria.

–Hoy se llevará a cabo el segundo paro general contra la gestión de Javier Milei. ¿Piensa que el Ejecutivo reaccionará de alguna manera ante esta nueva movilización social multitudinaria, o parece que todavía no se dio cuenta del contexto en el que estamos viviendo?

Yo insisto en que parece que no quisiera darse cuenta, pero cada vez más gente se suma a los reclamos. Entiendo que mucho de lo que en campaña se vendió, como que el ajuste lo iba a pagar la clase política o “la casta”, es una mentira más: el ajuste hoy lo está pagando la clase trabajadora, el laburante, las pymes, los jubilados, y creo que no van a poder soportar mucho tiempo más. Es la realidad. Esto conlleva que cada vez más sectores se vayan sumando a los diferentes paros o movilizaciones que se vienen dando.

El Ejecutivo nacional a veces mira para el costado o trata de minimizar lo que está pasando. Yo creo que, hoy por hoy, la situación es compleja, y en lo que va del año va a ir empeorando. Por eso creo que la única forma es que desde los diferentes sectores salga un reclamo unánime hacia el Ejecutivo para que se despierte y empiece a dar respuesta. Porque hoy por hoy es cero respuesta.

Yo hablaba con los funcionarios que nos recibieron, nos atendieron amablemente, y nos dijeron: “Esta obra sí puede llegar a seguir; ésta no, denla de baja, porque hoy por hoy no hay partida para obra pública”. Entiendo que el déficit cero lo han hecho a fuerza de ajuste y de no tener obra pública en ejecución; lógicamente, entonces, ¿qué intenciones va a tener de poder poner fondos en obra pública? Ninguna. En mi caso, como intendente, es preocupante, porque, obviamente, lo que uno quiere es poder generar obra pública para el distrito, para que los vecinos cada vez vivan mejor.

Te puede interesar
Populares

Suscríbete al Resumen de Noticias para recibir periódicamente las novedades en tu email